Canasta básica sobre género y VIH/sida

¿Por qué después de 20 años de respuestas internacionales a la pandemia del VIH continúan incrementándose las tasas de infección? ¿Por qué está aumentando la cantidad de mujeres que viven con VIH más rápidamente que la de hombres? La pandemia del VIH no sólo es impulsada por la desigualdad de género—también profundiza esa desigualdad, poniendo en mayor riesgo a mujeres, hombres, niñas y niños. ¿Qué se puede hacer para enfocar un problema arraigado en la desigualdad, la negación y el estigma? La experiencia internacional demuestra la necesidad de un enfoque que transforme las relaciones de género para combatir eficazmente la pandemia. Esta Canasta básica examina esas cuestiones. Consiste de un Informe general que cubre los principales asuntos y ofrece recomendaciones; una Colección de recursos de apoyo con resúmenes de textos clave, estudios de casos, herramientas prácticas y manuales de capacitación; así como el boletín Género y desarrollo En breve, que incluye tres breves artículos sobre el tema.

Género y VIH/sida: Informe general
Numerosos enfoques para combatir la propagación e impacto del VIH y el sida no han tenido en cuenta las diferencias y desigualdades de género. Algunos han reafirmado nociones acerca de la pasividad femenina y la dominación masculina en las decisiones sobre las relaciones sexuales y la reproducción. Otros han respondido a las distintas necesidades y restricciones de las mujeres y los hombres, pero sin desafiar el statu quo de género. Este Informe general analiza por qué y cómo están hoy día el VIH y el sida afectando desproporcionadamente a las mujeres a nivel individual y en sus roles de madres y proveedoras de cuidados. Examina nuevos enfoques sensibles al género para combatir la pandemia del VIH y plantea que, a fin de que éstos sean eficaces, es necesario afrontar las desigualdades que impulsan la pandemia y son reforzadas por ésta. Recomendaciones del Informe general Utilizar un marco de derechos humanos con enfoque de género: Varias convenciones y declaraciones ofrecen marcos útiles para la acción que enfatizan firmemente los derechos sexuales y reproductivos junto a derechos sociales, económicos y políticos más amplios. Por ejemplo, las recomendaciones específicas de la Carta de Derechos de Barcelona incluyen, pero no exclusivamente, los derechos de las mujeres a: - Recibir servicios de salud sexual y reproductiva, incluido el acceso al aborto seguro sin coerción. - Tener acceso a tecnologías de prevención que sean amigables a las usuarias y asequibles, tales como condones femeninos y microbicidas, con capacitación en desarrollo de habilidades para su negociación y uso. - Optar por revelar su estado de VIH en circunstancias de seguridad, sin amenaza de violencia, discriminación o estigma. Las políticas y los programas de VIH y sida deben orientarse por las complejas y diversas realidades de las vidas de mujeres, hombres, niñas y niños: - Involucrar a las personas más afectadas por cualquier asunto del desarrollo como parte integral del proceso de definir el problema y encontrar soluciones. Las iniciativas de desarrollo deben, por tanto, partir de las prioridades de esta población. - Propiciar la participación de mujeres y hombres con VIH y de las personas más vulnerables en todos los niveles de políticas, planificación y programas. - Reconocer y no estigmatizar la sexualidad de la gente joven, de mujeres, hombres que tienen sexo con hombres, lesbianas, bisexuales y personas transgénero, personas ancianas y personas con discapacidad. Cambiar o transformar la desigualdad de poder entre hombres y mujeres para crear un contexto donde las mujeres tengan igual poder y tanto ellas como los hombres sean menos vulnerables: - Reconocer que si bien el empoderamiento de las mujeres es una meta importante de las intervenciones en VIH y sida, se requiere transformar las relaciones de género antes de que el empoderamiento sea plenamente realizado. - Involucrar a los hombres en intervenciones en VIH y sida que desafíen el statu quo de género, ya que su participación es crucial para transformar las relaciones de género y porque los roles y expectativas de género los ponen en riesgo también a ellos. - Asegurar que las intervenciones con hombres no comprometan los derechos de las mujeres, ni reafirmen estereotipos o reemplacen el trabajo con ellas. Desarrollar una respuesta coordinada al VIH y sida que sea a múltiples niveles, multifacética, multisectorial e institucionalizada: - Reconocer que todos los sectores y programas de desarrollo deben tomar en cuenta el género y el VIH y sida, como también que no hay un solo sector para el que la pandemia sea irrelevante. - Aunque los programas no cuenten con los recursos necesarios para implementarla a múltiples niveles, deben apoyar una respuesta coordinada que empodere y sea transformadora.
Género y VIH/sida: Colección de recursos de apoyo
Al ofrecer a profesionales fuentes útiles de información y ejemplos sobre género y VIH y sida, esta Colección de recursos de apoyo pretende contribuir a comprender mejor cómo la incorporación de la conciencia de género en los enfoques a la pandemia del VIH aumenta sustancialmente sus probabilidades de éxito. La colección presenta resúmenes de textos clave acerca de diferentes estrategias que han sido utilizadas para combatir la pandemia y ayudar a las personas afectadas. Asimismo, ofrece recomendaciones para formuladores de políticas y profesionales, brindando además ejemplos prácticos de enfoques innovadores provenientes de diversas partes del mundo cuyo objetivo es fortalecer el desarrollo de capacidades, la promoción y defensa, la prestación de servicios y la investigación por medio de afrontar explícitamente la desigualdad de género. También contiene resúmenes de paquetes operativos de herramientas y guías, así como información sobre cursos, sitios útiles en internet y detalles para contactar a organizaciones de todo el mundo que se especializan en género y VIH y sida.
Género y VIH/sida: Género y desarrollo En breve – edición 11
En breve es un boletín de seis páginas que pretende alentar reflexiones sobre un tema prioritario relacionado con el género. Esta edición examina la desigualdad de género como una dinámica principal al estudiar las conexiones entre el género y el VIH y sida. Contiene un artículo introductorio que hace una sinopsis de los asuntos, así como dos estudios de casos. Uno de los estudios de casos describe el trabajo de la Comunidad Internacional de Mujeres viviendo con VIH/Sida (ICW), una red mundial dirigida por y para mujeres con VIH que aborda la desigualdad, la negación y el estigma a partir de las realidades cotidianas de las vidas de la gente y teniendo en cuenta las prioridades de las mujeres con VIH. El segundo estudio de caso explica el enfoque de la organización brasileña PROMUNDO, que trabaja con hombres jóvenes para que reflexionen en torno a sus actitudes y conductas hacia las mujeres y las reevalúen, en su esfuerzo por modificar actitudes y comportamientos que constituyen una fuerza que impulsa tanto la pandemia del VIH.